Mural Colaborativo con AD·RUREX para la Agencia Extremeña Cooperación AEXCID

Octubre 2020, Zalamea de la Serena, Badajoz

Dentro del proyecto ART RURAL  de AD·RUREX, se desarrolla el trabajo de este mural.

Para realizarlo, partimos de las ideas previas surgidas del trabajo colaborativo y reflexión colectiva del alumnado 6º de primaria del Colegio Calderón de la Barca y de 4º de la ESO del Instituto de Educación Secundaria Antonio de Nebrija, ambos centros de Zalamea de la Serena, Badajoz. Reflexionamos y pensamos juntos ideas e imágenes entorno al artículo 26 de la Declaración universal de los Derechos Humanos ‘Derecho Humano a la Educación’.

Pese a las circunstancias excepcionales dadas por el COVID19, hemos realizado un trabajo previo en el que este derecho humano ha sido el hilo conductor de diferentes dibujos y reflexiones del alumnado y la artista @pnitas. Partiendo de las mismas y mediante la simbología del aprendizaje que representan, se ha desarrollado la idea de este mural en la que las formas y colores representan tres cuerpos de mujeres realizando posturas de yoga.

El yoga es una práctica espiritual milenaria centrada en el aprendizaje sobre una misma. Yoga significa ‘unión’ ‘esfuerzo’ unir el cuerpo, la mente y el espíritu. Tanto las asanas (posturas de yoga) como el paisaje de montañas que las rodea, hablan a través de las formas, colores y símbolos, de aprendizajes tanto reglados como autónomos y de los diferentes viajes y caminos de ida y vuelta que recorremos a lo largo de la vida para aprender de los demás y de unx mismx.

El cielo representa el universo infinito y las formas y colores a modo de arcoiris unen las ideas y reflexiones del alumnado y la artista donde las diferentes disciplinas de conocimiento que se representan en los símbolos de las montañas, así como las asanas de yoga y el universo nos recuerdan la importancia de este derecho humano para el aprendizaje, crecimiento y la salud de las personas en diferentes planos incluidos ell físico y el intelectual, también en diversas etapas de crecimiento y de desarrollo en nuestra vida.

——–

Artículo 26

  1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
  2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
  3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.