Ilustración por un feminismo global transinclusivo

#GritoGlobal – El 8 de marzo “es una jornada de lucha feminista en todo el mundo”.

El 8 de marzo es una jornada reivindicativa feminista global en conmemoración del día 8 de marzo de 1908 en el cual las trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York llamada Cotton declararon una huelga en protesta por las condiciones insoportables de trabajo. El dueño no aceptó la huelga y las obreras ocuparon la fábrica. El dueño cerró las puertas y prendió fuego muriendo abrasadas las 129 trabajadoras que había dentro.

Nuestra genealogía feminista pasa por rememorar cada 8 de marzo a todas y cada una de las compañeras que a lo largo del planeta y de la historia han conseguido, a veces incluso a costa de sus vidas, conquistas y avances hacia la conquista de nuestras reivindicaciones con las que seguir adelante, para que hoy podamos seguir organizándonos con el fin de subvertir el orden del mundo y el discurso hetero·cis·patriarcal, racista y neoliberal.

La primera huelga global de mujeres de trabajo productivo y reproductivo se convocó el 8 de marzo de 2017, al grito de “ni una menos, vivas nos queremos” que lanzaron nuestras compañeras feministas argentinas inspiradas en otras huelgas de mujeres anteriores, como la de Islandia el 25 de octubre de 1975.

Ante las victorias feministas contemporáneas vemos como el neofascismo está en auge y como somos la única fuerza posible de conseguir la paz y la igualdad a nivel global. Las desigualdades nos oprimen en todo el mundo. Nortes oprimiendo a sures, centros oprimiendo a periferias, no solo a las mujeres, también a los colectivos subalternos infrarepresentados que estamos traspasados por infinidad de ejes de opresión, las violencias machistas, institucionales, la justicia patriarcal, la precariedad, las fronteras, los CIES, la criminalización y el estigma hacia las trabajadoras sexuales, movimientos de flujos migratorios promovidos por un “primer mundo” que vulnera los DDHH en todo el planeta, la no acogida a persona refugiadas, los y las más de 10.000 niños refugiados y migrantes no acompañados que han desaparecido dentro de nuestras fronteras sin dejar rastro, los CIES, la crisis estafa que nos precariza hasta la muerte, la expulsión de nuestras viviendas, un racismo institucional y social, la no corresponsabilidad ni de los hombres ni del Estado en los trabajos de cuidados, entre muchas otras cuestiones que nos traspasan y nos hacen seguir en pie, todos los días, también el 8 de marzo…

Esta ilustración habla de esta huelga feminista y lanza un grito global de quienes nos aliamos en torno al 8M por todas estas cuestiones. Hablamos de un evento global que seguirá replicándose y cobrando cada vez más fuerza, como huelga feminista global, en todos los espacios de la vida, en los trabajos productivos remunerados, en las tareas reproductivas y de cuidados, también huelga de consumo, la vida estudiantil y representando la diversidad de todes quienes nos organizamos y ponemos nuestra vida por esta causa.

8m-camisetas-bolso